fbpx

¿Quieres saber más sobre la etapa de tu peque?Peques de 18-21 meses

¡Felicidades! Tu peque acaba de cumplir año y medio. Ya ha dejado de ser un bebé para convertirse en un niño o una niña que corretea por todas partes. Es una etapa muy bonita, con nuevos retos en su desarrollo.

En esta etapa, el peque va madurando y consolidando todo lo aprendido, con una gran madurez de la motricidad gruesa: anda solo, puede hacerlo de lado y hacia atrás, e incluso arrastrando un juguete con ruedas. Puede correr y sabe sentarse solo en una sillita, aunque con dificultad. También puede agacharse y coger un juguete sin caerse. A partir de esta edad, el peque consigue mantener muy bien el equilibrio.

Ahora que tu peque tiene 1 año y medio, es el momento para que la diversión y los juegos tomen más protagonismo. Descubre en nuestros pequetips cómo mantenerle activo puede desarrollar su coordinación física.

Al final de esta etapa, el peque es capaz de jugar estando en cuclillas, de chutar la pelota dándole patadas sin apoyo o lanzarla con las manos sin caerse. Utiliza las manos con independencia. Sabe quitarse la ropa (no desabrochar botones). Si le damos una cuchara, sabe comer y con un lápiz imita trazos, primero verticales y posteriormente horizontales.

Los peques también comienzan en esta edad a ser más independientes y están empezando a pensar en lo que quieren y no quieren hacer.  Son más autónomos, y os esperan risas aseguradas, pues os imitará en todo, e intentará explicarse a su manera.

A los dieciocho meses los peques están preciosos. Es una etapa mágica, cada día aprenden algo nuevo y no siempre es bueno. Tu peque está forjando su carácter e incluso sonríe ya antes de cometer un acto picaresco.

La mayoría ya saben que cuando algo se les cae o se lo escondemos está en alguna parte y lo buscan pese a no verlo. Algunos bebés empiezan a entender el tema de las limitaciones y lloran si no pueden realizar algunas cosas que desean hacer.

También desarrollan la capacidad de realizar el juego simbólico. Es decir, tu peque puede imaginarse que una piedra o cualquier otro objeto es un avión y hacer que se desplace por el aire. Éste es un hito importante, porque descubre que unos objetos pueden representar a otros sin necesidad de que éstos estén presentes. Este tipo de pensamiento es el precursor del razonamiento abstracto. Además, inicia el nombramiento de objetos dibujados, une dos palabras, es decir, inicia la frase, utiliza la palabra “no” y sabe señalar algunas partes de su cuerpo.

Cada día podrás ver sus progresos con el lenguaje. Su vocabulario se amplía poco a poco y dentro de poco tiempo dejará de decir palabras sueltas para formar sus primeras frases, aunque todavía muy simples y básicas consistentes en dos-tres palabras.

Tu peque está comenzando a mostrar su carácter, y son más frecuentes las temidas rabietas, pudiendo llegar a tener pataletas debido a los motivos más insospechados. Ya tiene muy claro lo que quiere en todo momento.

En esta etapa los peques comienzan a tener preferencia de forma indiscriminada por uno o por otro de los padres (e incluso por los tíos, abuelos…). A veces deciden que, por ejemplo, le peine solo mamá o que sea solo papá quien pueda leerle un cuento. Esto no tiene ningún motivo aparente y se le pasará pronto. Así que no os preocupéis ni os lo toméis como algo personal, aunque os duela un poquito.

Por otra parte, si no lo habéis hecho ya, es bueno que tu peque comience a utilizar el cepillo de dientes sin dentífrico para que aprenda a cuidar su higiene dental. Si te cepillas los dientes al mismo tiempo que tu peque, para que pueda verte e imitar tus movimientos, será mucho más sencillo que se implique en esta rutina.

Objetivos de ésta etapa...

Están llenos de energía y vitalidad, y ahora que saben caminar solos, es posible que te cueste seguirle el ritmo. No intentes frenar su vitalidad, y si ya no puedes más, una buena opción es ponerle música divertida e invitarle a bailar.

Pero aparte de bailar, podremos observar una gran madurez en toda la motricidad fina y gruesa, ya que puede comer con cuchara sólo (aunque derramará un poco), quitarse una prenda de ropa o practicar ciertos movimientos como lanzar una pelota.  También se ha especializado en movimientos como abrir y cerrar, apretar botones, encender un interruptor o hacer torres con varios cubos.

  • Coge con firmeza una taza y es capaz de beber en ella sosteniéndola con las dos manos.

  • Se agacha para recoger objetos del suelo sin caerse.

  • Salta desde un escalón bajito al suelo.

  • Es capaz de coger una pintura de cera y garabatear o dibujar líneas curvas con direccionalidad.

  • Inserta objetos pequeños en botellas o recipientes.

  • Mide las distancias al realizar ciertos movimientos.

  • Sube o baja solo una escalera agarrado a la barandilla, y poniendo los dos pies en el mismo escalón.

 

A nivel cognitivo, en esta etapa alcanza la capacidad de imitación diferida, imitando acciones que ya no ven enfrente de ellos, y aumenta su capacidad para representar objetos y eventos en la memoria. Además, también se inician en el pensamiento simbólico: empieza a pensar acciones antes de realizarlas.

  • Comprensión de los conceptos: lleno-vacío / grande-pequeño

  • Pasa del juego pre simbólico al juego simbólico: realiza acciones simuladas sobre un objeto o persona. Posteriormente, realizará esas acciones sobre más de una persona u objeto.

  • Conoce al menos varias partes de su cuerpo. (nariz, ojos, boca, orejas, etc.)

  • Adquiere la capacidad de relacionar objetos de los cuentos con objetos del exterior y puede señalar las figuras en un cuento cuando se le pide.

  • Es capaz de armar y desarmar objetos y/o puzles simples.

  • Reconoce algunos elementos propios de la estación del año (ropa, calzado)

  • Comienza a reproducir acciones reales con juguetes (cocinitas, coches,etc.)

 

Tu peque ya responde cuando se le hacen preguntas, y ha aumentado mucho su vocabulario. También es capaz de imitar sonidos de animales y ya puede seguir ordenes con dos-tres pasos.

  • Emplea una o dos palabras significativas para designar objetos o personas.

  • Se reconoce a sí mismo en las fotografías, y dice su nombre o diminutivo.

  • Disfruta con la música e imita gestos.

  • Reconoce los espacios básicos de su entorno habitual.

  • Comienza a juntar palabras aisladas para construir sus primeras frases.

  • Comparte objetos con otros niños cuando se le pide.

  • Atribuye funciones a objetos familiares y comienza a nombrarlos.

  • Llama la atención del cuidador cuando necesita algo.

  • Se alegra cuando llega alguien de la familia.

  • Disfruta mucho jugando con un adulto con una pelota.

  • Intenta hablar con el adulto para mostrarle algo.

¡CUIDADO!

Es importante mantener fuera de su alcance, ahora que ya sabe abrir armarios y puertas, los productos de limpieza o medicamentos que pudiera accidentalmente ingerir o chupar, bolsas de plástico con las que pudiera ahogarse, o cualquier otra sustancia peligrosa.

Está en una etapa en la que le encantará explorar, pero todavía no es consciente de los peligros que algunos objetos pueden ocasionar.

 

RELACIONES CON OTROS NIÑOS

En los meses anteriores, tu peque no había mostrado mucho interés por otros niños, pero de ahora en adelante comenzará a hacerlo cada vez más.

Prestará mucha atención a lo que hacen los demás, y además observará como juegan.

Verás como te sorprendes cuando comience a aplicarlo a sus propios juegos (si tiene hermanos mayores es posible que esto haya comenzado a hacerlo incluso antes).

PENSAMIENTO LÓGICO

Durante estos meses los peques aumentan mucho sus habilidades y sobre todo su capacidad de relacionar conceptos.

Por ejemplo, tu peque será capaz de establecer conexiones cuando intente sacar un juguete de un lugar pequeño, donde no le caben los dedos, y si no consigue meter la mano, probará a darle la vuelta, porque entienden que el objeto va a caer.

Tu hijo comienza a recordar esa información de situaciones anteriores y va a utilizar su capacidad cognitiva para aplicarla y resolver las situaciones con las que se va a ir encontrando en su día a día.

Igualmente descubrirá nuevas utilidades (y muy divertidas) para algunos objetos, lo que indica también que cada vez va haciéndose más evidente su capacidad de abstracción.